Loading...
X

Una boda

Toda historia tiene un comienzo. Ésta, en concreto, empezó en una boda. Siendo fieles a la verdad, una no boda.
Todo estaba dispuesto. Marga había estado los últimos veintiséis años milimetrando cada detalle del momento más feliz de su vida. Sin embargo, algo se le pasó por alto. Un pequeño detalle que acabó estallando en el comienzo de la ceremonia. 
Pedro, el prometido de Marga, estaba esperando en el altar con los ojillos brillantes de quién está reteniendo las lágrimas. Cuando la novia entró en la iglesia, supo que sería la última oportunidad. Si no era entonces, no sería nunca. Marga llegó hasta él sonriente, triunfante, esplendorosa. Pedro no pudo más.

– No puedo.

La sonrisa de Marga enmudeció.
 
– ¿Cómo que no puedes? ¿A qué viene eso ahora?
 
– Es… esto… es… complicado…
 
– Anda, no me vaciles tontorrón
 
Y no la estaba vacilando. 
 
Pedro salió corriendo hacia la puerta de la iglesia, recordando que se había dejado el pollo en el horno. Un pollo de nombre Alejandro y nacionalidad griega al que había conocido en el último proyecto que había realizado en el trabajo. Alejandro había abierto de par en par las puertas del armario para librar a Pedro de las polillas sentimentales que lo estaban comiendo durante casi ocho años de relación con Marga. Aquello sólo pudo acabar de una manera: Pedro, emulando a Julia Roberts, se marcó un novio a la fuga del que seguramente aún están hablando las parroquianas de la iglesia. 
 
En calidad de mejor amiga de la novia, yo presencié aquella huída desde primera línea. Aún recuerdo la cara de la suegra de Marga justo antes de desmayarse. Un poema. Marga se quedó de piedra inmóvil ante el altar, dejando caer el bouquet de rosas bajo sus pies. El padre del novio gritó “Pedrooooooooo” a lo Penélope Cruz. El resto de los invitados miraban con cara de circunstancias hacia el lugar menos incómodo para cada cual. 
 
Y llaménme egocéntrica, pero todo ese caos tenía un fin. Todo aquel sindios se había organizando para hacerme llegar un mensaje de gran importancia vital. “Carmen, si esto ha salido mal, cualquier cosa puede salir bien”
 
Aquella misma noche me hice un perfil en una página de búsqueda de pareja.

2 observations on “Una boda
  1. David

    ¡Estupendo! La historia me ha encantado, muy bien contada. Imagino que a la novia no le gustará mucho, por muy bien que se la cuenten, pero me pica siempre la curiosidad… ¿no lo veía venir?

    Y, ahora que lo pienso, una curiosidad mayor… ¿Qué piensa el novio si la lee ahora? ¿Él tampoco lo vio venir?

    Para mí, que Alejandro fue el único que sí se lo vio venir. Ojo de loca… no se equivoca.

     
    Reply
    1. CarrieB_81

      ¡Muchas gracias por tus comentarios!
      Creo que no hay peor ciego que el no quiere ver… Y sí, el ojo de loca es infalible jeje

       
      Reply

Leave Your Observation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>