Pues sí. Parece que los sueños se hacen realidad. Hace exactamente un año estaba escribiendo el primer post de este blog. El que haya conseguido sobrevivir hasta hoy no me llena de orgullo y satisfacción aunque sí es un logro a subrayar del pasado 2014.
IMG_5872.JPG

 

Y la vida sigue. Sigue para que la disfrutemos día a día, sin obsesionarnos con el futuro. Sigue para exprimirse todo el jugo y no dejar nada para mañana. Boicot a la procastinación.

El autorretrato (que no selfie) que protagoniza este post deprimer aniversario es la primera imagen de la serie titulada “Mi palo y yo”. Cierto, yo también caí en la compra del “palo de los selfies”, anteriormente conocido como monopié para dispositivos móviles. Y estoy decidida a amortizarlo con creces.

No tengo propósitos de año nuevo. Las buenas intenciones para los blandos de espíritu.

Yo tengo un plan para 2015: Ser feliz.