Category Archive: Crafts

Pequeños tesoros

La felicidad y la belleza de la vida se encuentra en los detalles, en lo pequeño aunque importante; en los tesoros donde depositamos nuestra esencia.
Los tocados son un buen ejemplo de pequeño tesoro que alberga parte de la identidad de quien lo lleva. No hay dos iguales, como no hay dos mujeres iguales. Y este hecho me parece algo extraordinario.
Puede que sólo sea la percepción de una chiflada fetichista de este accesorio femenino. Puede que el resurgimiento del tocado tenga que ver con criterios comerciales y no con la búsqueda de señas de identidad, de la diferenciación a través de lo estético.
Debo dar las gracias a Marta por darme el permiso para acompañar esta reflexión de final de día con una imagen de su precioso tocado. Su creadora es Olivilla, a la que también quiero dar las gracias por poner su buen hacer al servicio de los pequeños tesoros que son los tocados

Receta para uno: Milhojas de calabacín gratinada

20140422-231641.jpg

Hoy estrenamos un nuevo espacio en el blog especialmente dedicada a todos aquellos seres, humanos o no, que no tienen perro que les ladre ni madre que les mande tuppers por lo que se ven abocados a tener que procesar su propio sustento.

Esta primera propuesta es sencilla y ajustada a todos los bolsillos, que sabemos que no tenemos el chichi pa farolillos. Para preparar unas milhojas de calabacín gratinadas para uno solo necesitaremos:

1/2 calabacín no demasiado grande.
1 patata mediana
2 tomates
1/4 cebolla
Queso para gratinar, la mozarella puede ser una opción.
Sal
Pimienta
Varios dientes de ajo

Primero ponemos la patata sin pelar en el microondas durante unos 4-5 min. dependiendo del tamaño de ésta. Sabremos si está lista si al pinchar con el tenedor, sale limpio. Dejamos enfriar un poco para apartar la piel y rebanarla fina.

Picamos la cebolla, los dientes de ajo para hacer sofrito junto con los tomates, que pelaremos y trocearemos en cuadrados. Ponemos a dorar en la sartén los ajos y la cebolla. Cuando esté pochada, añadimos el tomate y salpimentamos. Dejamos que se vaya cocinando a una temperatura media, removiendo. Importante: cuando el tomate esté frito, añade una pizca de azúcar para que no amarge. El sofrito puede triturarse con la batidora o dejarlo con los tropezones. A gusto del consumidor.

Cortamos el calabacín en rodajas finas y las pasamos vuelta y vuelta por la sartén, así evitamos que se rompan al montar las milhojas. El orden a seguir es: capa de tomate, rodajas de calabacín, rodajas de patata y así los pisos que queramos. Es aconsejable que sigamos una estructura piramidal para evitar que se rompa el invento.

Finalmente, cubrimos con la mozarella y gratinamos durante 5 min.

Es mejor comerlo recién hecho, así que no lo aconsejo como posible tupper. Con las sobras de los ingredientes sí que se puede cocinar pisto para uno y llevártelo para comer fuera.

¿Qué no sabes hacer pisto? Pues yo que tú iba llamando a madre…

Loading...
X