Sabes que hay esperanza para la igualdad cuando te chocas con un padre que se lleva a su hija pequeña a protestar en contra de la reforma del aborto. Podremos.